#APV2014: Hospital Civil (Alberto Hernández), por Carlos Quevedo




Hospital Civil
(Alberto Hernández)

Nadie quería morir pese a la tragedia allá afuera.

Los operados de apendicitis, los de hernia, los enyesados,
asmáticos, tísicos y buscadores de una salud permanente

encaraban la noche con los oídos puestos en los ruidos de
la calle:

los soldados hacían sonar las botas,
tintineaban las llaves de las celdas,

el miedo encajado en una herida recién suturada.

Un médico en la puerta con la mirada en la enfermedad.

Los que mueren se van envueltos en sábanas blancas,
descansados de un país cuyos desplantes se celebraban
en familia.

Los que se fueron al monte,
perseguidos por la furia uniformada, jamás regresaron.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Personaje anónimo, de Andrea Paola Hernández

Poema em linha reta, por Fernando Pessoa

I, de Mar Guerrero