Ir al contenido principal

#APV2014: Eres, Aquiles González / Víctor Márquez

Recital de Aquiles González (AquilesTwitteo) y Víctor Márquez (@VictorJMarquez)



Eres

Hermosa
como la voz de Janis Joplin
enigmáticamente reveladora,
como una letra de Cerati,
tu sonrisa
es de mona lisa.
Eres cinética
como un penetrable de Soto,
eres arquitectónica
como una obra de Gaudí,
eres extraordinaria
como la rapsodia bohemia
de Queen.
En tus ojos se hacen
los surrealistas pinceles
de Dalí
con los cuales derrites
todos los relojes de mi tiempo,
en tu boca se hace
una loca película de Woody
que en su cómica neurosis
no termina, con tu besos,
de llegar a su fin.
Eres la esperanza,
la feliz esperanza
que se promete siempre
sobre el arco iris,
eres el camino
que verso a verso
deseo construir
y vuelves
mi alma como un circo
como el más
hermoso circo de Soleil...
y yo soy
inculto en mi soledad,
ignorante en tu ausencia,
pero naif soñador
de augusto corazón
que desea realizar
la odisea del espacio
a través del universo
navegándolo
en un submarino amarillo
teniendo como tripulantes
a Lucy y el sargento pimienta
para volver
el odio de la gente en amor
y así construir
un mundo feliz
para ti, para mí,
para así construir
un mundo
como el que John Lennon
imaginó,
en su canción.

Comentarios

Otros han leído

Personaje anónimo, de Andrea Paola Hernández

«A mí la poesía / me viene de mi madre»
«Y me queda mi padre / en su hueso de escribano»
Rafael Castillo Zapata.


El arte me viene de mi padre

Que con tanto ahínco insistía en libros, óleos y ajedrez

Creciendo bajo una cámara sin ser famosa

Con mi boa de plumas y mi afirmación de diva

De mi padre me viene Abba, Cindy Lauper y la literatura

                     La figura vacía y la ausencia de un hombre

Tomates verdes fritos y la homosexualidad latente

                     La necesidad de ser más que una foto en la pared

De mantener mis ideales sin importar la lucha

                     De querer ser alguien cándido cariñoso

                     Aprender que a la familia no se le deja por otra

con mano en pecho con mano en boca

luchar por no querer que nos parezcamos

- En la calle todos los hombres se me parecen a mi padre

supongo que ocurre porque no tiene rostro.


~
Andrea Paola Hernández (1995). Actriz, cineasta, Fundadora del Centro de Estudios de Género USB, lectora recurrente y ganad…

Dos poemas de Flora Francola

ZCIT

Todas las camas que tuvimos
son el azul del mar
zona de convergencia intertropical.
Sabrás del vuelo 447
que no sobrevivió a las alturas
y que la franja ecuatorial
es devorada por tormentas
-a veces nos rebasan-
que soy frágil como palmera
se congela mi ramaje
o me devora lo que no puedo decir.
La simultaneidad es mi carga
dormimos en el mar.


+++

Breve historia de la evolución.


“Voy la vida en circular, de pasajero en trance…” Tlx.
He sentido el deseo
de volcarme en un piscina de lava dulce
envolverme en caricias de vapor
y flotar desnuda por el cielo.
Así, nadando como libélula
que no sabe de palabras
que olvida rostros
y lamer mis dedos fríos
y mirar los ojos lejanos
Suspendida como trofeo
de pesca deportiva
por los tobillos anudados
los cabellos escurriendo
almíbar de la tierra y de las nubes
cantando tras la voz de Morrison
cuando caen meteoros sobre de mí.
Alguien me amó
Y no lo recuerdo.



~
Flora Francola, Paola Franco (1988). Licenciada en Artes por la Universidad Católica Ce…

Las distancias, por Daniel Arzola

Me tragué todas las luces,
recorrí todas las distancias
me comí todas las preguntas,
vi partir cada palabra.
¿Y qué tengo?
apenas algo,
casi nada.
Nunca fue suficiente
nunca han dado lo que doy
ninguna palabra desnudó mi silencio
ningún acto vistió mis palabras
y curó mis ganas rotas
y nunca cambia nada
si la condena habita ya las pieles
si nada queda de la noche
de los huesos sueltos
si el destino es romper.
Fluí hacia ti,
fluí, fluí, fluí,
y más allá de las paredes me he perdido,
a donde nada regresa
a donde todo termina yendo
Y cómo puedo esperar amor aún
si a mí no me han dado eso
si lo he corrido a llantos
si me ha arrancado la piel
hinchando como un muerto
mi cuerpo joven
si los deseos inocentes fueron carbón
a la hoguera de amores muertos
qué hago yo anclado a un cariño
¿ Y qué hago yo?
ofreciendo un fósforo
a todo el frío del mundo
¿Qué hago yo?